Fiscales interrogan en calabozo al expresidente Kuczynski por caso Odebrecht

Los fiscales peruanos que están a cargo del caso de corrupción Odebrecht en Perú interrogaron este viernes al expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), que desde el miércoles permanece detenido por diez días en un calabozo de la prefectura policial de Lima.

El interrogatorio tiene el propósito de agrandar las afirmaciones anteriores que Kuczynski, de 80 años, brindó antes siempre que fue mencionado en los despachos de la Fiscalía luego de que dimitiese de la Presidencia de Perú recientemente bastante más de un año.

Kuczynski se encuentra dentro de los 4 expresidentes peruanos imputados por la situacion Odebrecht, constructora brasileña que abonó millonarios sobornos en una docena de países de América Latina para adjudicarse enormes contratos en obra pública, lo que en Perú sucedió entre 2005 y 2014 acompañado de donaciones irregulares a las campañas electorales.

A Kuczynski se le inspecciona por un presunto delito de lavado de dinero cuando ejercía de ministro en el Gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), quien en teoría recibió 20 millones de USD en sobornos de Odebrecht.

La Fiscalía trata de saber si PPK, como lo reconocen popularmente en Perú a Kuczynski, intervino en la concesión a Odebrecht de la creación de la carretera interoceánica de sur, obra por la que Toledo recibió presuntamente las millonarias dádivas.

Además intenta ubicar si Kuczynski fingió consultorías a Odebrecht por medio de su compañía Westfield Capital, registrada en USA, por valor de 782.000 USD, cantidad cuya finalidad ha podido ser en teoría conseguir otros favores desde la gestión pública.

La revelación de estos enlaces con Odebrecht le costó a Kuczynski la Presidencia de Perú, a la que tuvo que dimitir en marzo de 2018 presionado por la oposición fujimorista, quien además sacó a la luz los intentos por parte del Gobierno de adquirir votos de parlamentarios fujimoristas para evadir la destitución del gobernante por parte del Congreso.

La Primera Salón Penal de Apelaciones Nacional Persistente Enfocada en Delitos de Corrupción de Gobernantes programó para el lunes 15 de abril la audiencia de la apelación presentada por Kuczynski contra su detención.

Desde el instante de su detención, el abogado de Kuczynski, César Nakazaki, sostuvo que esta detención es injusta e ilícita porque un individuo más grande de 65 años y sin una acusación formal no puede entrar en carcel preventiva, y a su método, tampoco detenido en estas condiciones.

Además de Kuczynski, la Policía Nacional del Perú (PNP) además detuvo el miércoles a la asesora personal del expresidente, Gloria Kisic, y a su chófer, José Luis Bernaola.

Por su lado, el presidente del Tribunal Constitucional (TC) de Perú, Ernesto Blume, recordó este viernes que las medidas de detención preliminar y carcel preventiva tienen que manejarse con “mucho cuidado” porque tienen un carácter “excepcional”.

Deja un comentario